¿Videojuegos Violentos? No es blanco y negro

Muchas veces hemos escuchado «los videojuegos violentos nos vuelven violentos», pero no es tan simple.     Aunque hoy en día tenemos muchos estudios que analizan cómo los videojuegos están interactuando en el comportamiento de las personas y una de las cosas que dificulta la investigación es el hecho de que una conducta violenta tiene muchísimas variables que la pueden estar causando y no tan solo una.

Lo que dicen los estudios.

Los videojuegos violentos aumentan la agresividad en la respuesta, es un resultado que varios estudios han revelado.  Sin embargo, este aumento no alcanza los niveles de la violencia criminal y además son resultados parecidos a los que tenemos respecto a conductas como ver películas violentas, conducta socialmente aceptada por las generaciones anteriores.    Aparte, otros elementos que ayudan a extender la gama de grises entre el blanco y negro de “son buenos; son malos” es que los videojuegos, per se, han demostrado ofrecer muchas herramientas a los que están creciendo.   No se trata sólo de que puedan tener un tiempo de entretención para compensar las exigencias académicas que son cada vez mayores en cuanto a horas y respecto a la edad a la que comienzan la educación.   Se trata también de que el hecho de jugar mediante ensayo y error los sumerge intuitivamente en las bases del método científico que posteriormente les permitirá explorar distintos conceptos de su propia vida.  Se trata de cómo los videojuegos ayudan a generar empatía hacia los otros e inclusive muchas veces permiten explorar el camino vocacional desde edades tempranas.

El público objetivo.

En muchos casos quien prefiere los videojuegos violentos no es necesariamente quien tiene una personalidad altamente violenta; sino por el contrario, personas que sienten un grado importante de timidez y sumisión que de alguna forma compensan mediante las representaciones heroicas en un campo de batalla virtual.     De esta manera, si son bien conducidos, podrían ocuparse inclusive como una herramienta para la adquisición de habilidades mediante el modelamiento.  No la violencia obviamente, sino aquellas que están colindándola siempre, como la valentía, el honor y el respeto por todo ser viviente.

Entonces…

Como lamentablemente vemos cada vez más seguido en los medios, los actos de violencia se están llevando a cabo por personas que evidentemente siguen otro patrón conductual.  La violencia está viniendo de la lucha de fundamentalismos, de la idea de grupos y razas.  De la desigualdad social que genera una injusticia que no está convirtiéndose en nada más que criminalidad y en un sistema donde las cosas tienen cada vez más valor por tanto para muchos significa perder los estándares morales con tal de simplemente tener.

Recuerda dejar tus comentarios y dudas en nuestra página de Facebook, y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales, hay que terminar con los mitos sobre los videojuegos e impedir que el Lado Oscuro avance.