¿Cuál es tu propósito?

Según un estudio publicado en la revista oficial de la American Psychosomatic Society, las personas que tienen un sentido claro de la vida, al parecer, tienen una mejor salud, y particularmente, una mejor salud cardiovascular.

El estudio se realizó con 136,265 individuos  en su mayoría de Japón y Estados Unidos durante alrededor de 7 años, donde se evaluó la relación entre el propósito en la vida y el riesgo de muerte o enfermedad cardiovascular. Los estudios estadounidenses evaluaron un sentido de propósito o sentido de la vida, o “utilidad para los demás”. Los estudios japoneses evaluaron el concepto de ikigai, traducido como “una vida digna de ser vivida”.

El análisis mostró un menor riesgo de muerte durante ese tiempo para los participantes con un alto sentido de propósito en la vida. Después de ajustar otros factores, la mortalidad era cerca de un quinto menor en los participantes que informaron tener un fuerte sentido de propósito o ikigai.

El Dr. Alan Rozanski, uno de los autores del estudio, opinó:

“Hay que destacar que tener un fuerte sentido de propósito en la vida se ha postulado durante mucho tiempo como una dimensión importante de la vida, ya que provee a la gente de un sentido de la motivación vital y resiliencia”

Los resultados presentados resultan alentadores y nos sirven como otra confirmación más entre la relación entre la mente y el cuerpo.   Variables psicológicas como una motivación vital implica una permanente energía para generar ideas, crear proyectos y cumplir objetivos.   Por otro lado, la resilencia es una armadura positiva que nos permitirá afrontar de mejor manera las distintas dificultades que la vida misma trae consigo.

Según otro estudio, del que ya hemos escrito, y que habla sobre qué cosas hacen una buena vida, te recomendaremos siempre que tu propósito se incline hacia tu realización, a tus relaciones personales y a tus experiencias, y no a ganancias materiales.

Encontrar el sentido de nuestra vida, poder navegar en el mar de intenciones, expectativas y gustos personales puede ser una tarea realmente difícil, especialmente en esta época donde gran parte de nuestros deseos han sido impuestos por nuestras familias, instituciones y los distintos medios publicitarios y cuesta discriminar qué es nuestro y qué es puesto en nosotros por un otro.  Si necesitas ayuda en este proceso, puedes confiar en nosotros.