3 tips para aumentar tu inteligencia emocional

Todo aprendizaje tiene una base emocional.” — Platón

La inteligencia emocional es “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”Daniel Goleman. También consiste en la capacidad para la auto-reflexión: Identificar las propias emociones y regularlas de forma apropiada. La habilidad para reconocer lo que los demás están pensando y sintiendo: Habilidades sociales, empatía, asertividad, comunicación no verbal, entre otras.

Por suerte, la inteligencia emocional puede ser trabajada y mejorada durante toda la vida, lo cual evidentemente no ocurre con las capacidades de tipo intelectual, (el conocimiento puede crecer sí, pero el coeficiente intelectual muy poco). Paradójicamente, estas últimas están sobrevaloradas inflando la importancia que tendría el coeficiente intelectual, cuando en lugar de ello, para tener una mejor vida deberíamos preocuparnos de mejorar nuestra inteligencia emocional, ya que con ella, podemos generar vínculos personales saludables.
Por otro lado, quienes han desarrollado una mayor inteligencia emocional, tienen más probabilidades de alcanzar un excelente rendimiento a nivel laboral. De hecho, algunas investigaciones han demostrado que la mayoría de los profesionales exitosos cuentan con esta característica, y que, para el 2020 será un requisito en muchos puestos de trabajo.

Antes del 2017 se pensaba que las emociones podían categorizarse sólo en 6 tipos: alegría, tristeza, miedo, ira, sorpresa y asco. Pero gracias a un estudio de la Universidad de Berkeley, se dieron cuenta que los humanos modernos necesitamos, al menos, 27 emociones para expresarnos: admiración, adoración, aprecio estético, diversión, ansiedad, asombro, incomodidad, aburrimiento, calma, confusión, anhelo, aversión, dolor empático, embelesamiento, envidia, emoción, miedo, horror, interés, alegría, nostalgia, romance, tristeza, satisfacción, deseo sexual, simpatía y triunfo.

Ahora que entendemos la importancia de mejorar nuestra inteligencia emocional, te damos 3 tips para poder potenciarla.

1. Re-conocer el amplio espectro de emociones

Es sumamente importante poder reconocer las diversas emociones, ya que si sólo te reconoces como “feliz” o “triste”, sólo podrás identificarte como feliz y triste, lo que deja la percepción de tu vida como algo bastante limitado.    Ampliando el reconocimiento de tu rango emotivo, acción llamada granularidad, tendrás más opciones para predecir, categorizar y percibir emociones diferentes, proporcionándote las herramientas para tener respuestas más flexibles y funcionales.

2. Aprende nuevas palabras para emociones específicas

Los noruegos tienen una palabra específica que describe la felicidad de enamorarse: “forelsket”. Parece inútil y complicado inventar palabras que describan procesos de esa complejidad, pero se considera una necesidad para ampliar nuestra “granularidad” emocional.

Aprender nuevas palabras nos llevan por un camino de salud emocional, es más, se reporta que las personas que pueden identificar y expresar mayor cantidad de emociones, van menos al médico y toman menos medicamentos. El cuerpo tiene un “presupuesto” emotivo, este presupuesto emotivo determina cómo te sientes.

3. Crea nuevas emociones

¿Y porqué no? Si no encuentras la palabra necesaria para expresarte, invéntala. Nombrándola, la haces real, expandiendo aún más tu granularidad emocional. No es necesario memorizarse el diccionario para hacerte entender frente a los demás y más importante aún, para poder entenderte y reflexionar sobre ti mismo.

 

Esperamos que estos tips te sean de utilidad y que esta información te sirva para reconsiderar tu perspectiva respecto a la inteligencia emocional.  Si deseas comenzar un proceso, guiado bajo la mirada profesional de uno de nosotros y que te permita mejorar tu inteligencia emocional para así comenzar a vivir de una manera acorde a tus deseos y sintiendo que las emociones ya no son una traba en tu vida, no dudes en contactarnos AQUÍ.

 

Fuente: Lisa Feldman Barrett, Psicóloga y neurocientífica. “Cómo se crean las emociones: La vida secreta del cerebro” .