Manifiesto

La práctica de la psicología y filosofía para el encuentro con la plenitud.

Hoy en día tanto la filosofía como la psicología han sido empujadas a espacios reducidos; se ha limitado su alcance a discusiones académicas alejadas de la realidad cotidiana o a contextos que solo contemplan la atención clínica de problemas mentales. Sin embargo, ambas nacen como esfuerzos para dar respuesta a lo humano, a lo cotidiano y al mundo que nos rodea; son ventanas a nuestros instintos, emociones y hábitos, ofreciendo reflexiones sobre cómo podemos llevar de mejor manera nuestras vidas.

Interludio nace como un espacio que busca rescatar el propósito original del pensamiento filosófico greco-romano y la práctica psicológica: la búsqueda del conocimiento de sí mismo y la orquestación de una vida serena y con sentido.

Una conversación 2.0

En Interludio vemos las redes sociales y la vida en línea como una oportunidad, como un espacio cuyo potencial de hacer bien depende de la calidad del contenido y el tipo de relaciones que se establecen a través de ellas. Así, buscamos hacernos un espacio en el caótico pero fascinante mundo en línea, aportando con nuestra perspectiva terapéutica y filosófica.

La filosofía nos permite dibujar el mapa; la psicología entrega los instrumentos de navegación y nos enseña a usarlos.  El destino del viaje depende de ti.

Cuando vemos de esta forma a la filosofía nos referimos a su capacidad para explorar y comprender los acontecimientos y pensamientos que constituyen nuestra visión de mundo y su interpretación de él.   La psicología por su parte lleva un buen tiempo construyendo una base teórica que ha permitido establecer métodos y técnicas que son realmente útiles dentro de la terapia.